EL MUNDO EXPLORA A

Latinoamérica

Conversación con editorial Amapola Cartonera

Colombia

Equipo Fundación Palabra

junio 12, 2024

Las editoriales cartoneras son un fenómeno que se ha ido extendiendo y ganando fuerzas en toda Latinoamérica, promoviendo esta forma de edición independiente y muy ligada a lo artesanal.

La editorial Amapola Cartonera es uno de los proyectos más visibles en el movimiento cartonero colombiano y desde Fundación Palabra tuvimos la alegría de conocer su trabajo y recibir una donación de sus títulos, que hoy forman parte de la colección de la BILIJ.

A partir del trabajo de Amapola Cartonera, han surgido otros proyectos en Bogotá, Medellín y el Valle del Cauca. Este movimiento, junto con el crecimiento en otros países, llevó a la realización de Contagio Cartonero, proyecto que da cuenta de una red colaborativa de editoriales cartoneras en
Latinoamérica.

Te invitamos a conocer más de este proyecto en voz de sus protagonistas y artistas plásticos, Carlos Baena, Rodolfo López y Nohra Bohorquez.

¿Cómo inicia Amapola Cartonera? ¿Qué los inspira?
La editorial Amapola Cartonera inicia en el año 2011. Carlos Baena Echeverry ganó una residencia artística en el MD 11 en Medellín, para acompañar a Eloísa Cartonera a desarrollar una propuesta con la comuna de San Javier. El conocer las editoriales cartoneras nos inspiró a crear la primera editorial de este tipo en Colombia, como un proyecto independiente. Nuestra primera edición fue el libro El misterioso yo, en alianza con la casa cultural CRONOPIA de Barrios Unidos.

Carlos Baena y Nohra Bohorquez.

¿Cuál es el significado que le dan a su nombre?
El nombre de Amapola hace referencia a una flor que se encontraba en los jardines de
Bogotá y en los climas fríos del centro del país. Fue proscrita en el tiempo por su uso en la economía ilícita. Con la alusión a está flor queremos resignificar su belleza y otras de
sus características.

En sus redes sociales Amapola Cartonera se define como “proyectos colaborativos en el que se visibilizan los trabajos de las comunidades a través de libros manufacturados con tapas de cartón”. A partir de ello, ¿cómo es la metodología de trabajo con la comunidad y el proceso de creación de libros?
La metodología de trabajo con la comunidad es dinamizar prácticas relacionales que
involucran a los participantes en acciones como salidas de campo, intervención de espacios, ollas comunitarias, memoria barrial, talleres de escritura creativa, ilustración, encuadernación, pintura de portadas, trueque, etc. Estos recursos permiten un encuentro entre la literatura y las artes plásticas, que finalmente se convierten en insumos para desarrollar los contenidos de los libros cartoneros, editados con proyectos comunitarios. Mediante ellos se representan a los grupos participantes y así visibilizamos a la comunidad participante y sus proyectos.

La temática de la naturaleza está muy presente en sus títulos: Aroma de violeta; Susurro del bosque, Sendero mayor, El jardín de Elisa, entre otros. ¿Cuentan con una
línea editorial definida o está abierta a lo que emerge con las comunidades?
La editorial Amapola Cartonera está abierta a los intereses de las comunidades, lo que hace que las temáticas de los libros sean diversas; sin embargo, si ha habido una constante en la memoria colectiva, que en algunos casos se entrecruzan con la temática de la naturaleza como Todas las mariposas tienen dos alas, La moya, Agricultar: letras por la paz.

Fotografía de la colección de títulos de Amapola Cartonera disponibles en la BILIJ

¿Qué espacio ocupa la literatura infantil y juvenil en el trabajo de Amapola Cartonera?
El espacio infantil y juvenil es muy importante desde sus raíces porque en sus inicios Nohra Esperanza y Carlos consolidaron una amplia experiencia en talleres dirigidos a niños y jóvenes, incentivando la escritura creativa desde La Fundación Rafael Pombo, Bibliored, colegios, museos, casas de la cultura, entre otros.

En estos más de diez años de trayectoria, ¿qué elementos esenciales han reconocido para generar proyectos comunitarios que involucren a niños y niñas?
Reconocemos que las niñas y los niños aportan en los proyectos comunitarios sus destellos creativos, fluidez, transparencia para comunicar sus emociones y transmitir en el grupo un ambiente de espontaneidad creativa y posibilidad de expresión.

¿Qué sueñan para Amapola Cartonera y para el campo editorial en Latinoamérica?
El sueño de la editorial Amapola Cartonera es visibilizar sus proyectos por Latinoamérica, Centro América y Europa a través de talleres, exposiciones y conversatorios. También queremos ser una fuente de inspiración y semilla con el fin de que nazcan otras editoriales independientes, que sean reconocidas por su valioso aporte al campo editorial en todos sus ámbitos.

Agradecemos a Amapola Cartonera por el envío de fotografías para esta publicación.

COMPARTE ESTE RELATO

Puedes conocer más de este proyecto editorial en @amapolacartonera

Fotografías del proceso de creación
Fotografía de un libro terminado

COMPARTE ESTE RELATO