EL MUNDO EXPLORA A

Latinoamérica

LIJ Indígena:

Una lectura poscolonial

Valentina Rivera B.

En 1999 el poeta y escritor mapuche Elicura Chihuailaf publicó Recado confidencial a los chilenos, en donde interpela directamente a sus lectores y pregunta: ‘‘¿cuánto conoce usted de nosotros? ¿Cuánto reconoce en usted de nosotros? (…) ¿Qué ha escuchado del pensamiento de nuestra gente y de su gente?’’. Allí, el Premio Nacional de Literatura 2020 concluye diciendo: ‘‘¡Nos conocemos tan poco!’’. Este texto, que cuenta con reediciones hasta el día de hoy, ha buscado visibilizar la visión, cultura e historia del pueblo mapuche, al mismo tiempo que da cuenta de ese vacío tan grande que Chihuailaf verbaliza al decir que no nos conocemos. En efecto, ese desconocimiento es fácil de identificar en nuestra historia, aun cuando se están realizando esfuerzos para tender puentes entre distintas comunidades. 

Kallfv Pewma Mew. Sueño Azul (2015), Elicura Chihuailaf. Pehuén Editores.

Por medio del lenguaje y de las historias, la literatura puede ofrecer una mirada auténtica hacia las experiencias de otros, pero esto también conlleva algunas problemáticas que requieren detención. Actualmente, existe una creciente oferta de textos infantiles que representan temas, historias o personajes indígenas. Esto no solo ocurre en América Latina sino que en aquellos países que también vivieron los llamados periodos de conquista por parte de sociedades colonizadoras, como lo son Australia, Canadá, Estados Unidos e India. 

En América Latina particularmente, tenemos un origen compartido que está enraizado en el indigenismo. 

Todos estos temas han hecho su llegada a los textos infantiles, y si bien es necesario reconocer el esfuerzo que se está haciendo por ampliar el abanico de representaciones, se vuelve también fundamental detenernos a reflexionar sobre qué tipo de representación estamos enfrentando y cómo esto afecta nuestro entendimiento sobre las culturas de los pueblos originarios. 

Una lectura poscolonial de estos textos permite examinar los discursos variados y los puntos de conflicto en los textos contemporáneos que lidian con temáticas indígenas. El poscolonialismo hace referencia, a grandes rasgos, a toda literatura producida en territorios colonizados, aquellos que sufrieron discriminación racial y explotación de recursos. Dentro de la crítica literaria, el poscolonialismo ofrece una mirada para desmantelar los discursos hegemónicos y contrahegemónicos presentes en los textos. El lenguaje en los libros para infancias no está exento de esto, ya que encarna ideologías de todo tipo, lo que a su vez influye en las maneras de ver el mundo que propone.

La académica Clare Bradford se ha dedicado a revisar las maneras en que los textos infantiles representan a las comunidades indígenas. En su libro Unsettling Narratives: Postcolonial Readings of Children’s Literature (Narrativas inquietantes: lecturas poscoloniales de literatura infantil, 2007) esboza distintas ideas y herramientas para percibir de manera más lúcida cómo los pensamientos colonizadores aún dan forma a los discursos predominantes en los libros infantiles. Su argumento principal parte de la premisa de que la colonización sigue teniendo sus efectos mediante elementos concretos y materiales (territorios, acceso político y económico, entre otros) y también mediante la manera en que se percibe y retrata a los integrantes de las comunidades indígenas. Al mismo tiempo considera injusto y ‘‘engañoso’’ construir a las personas indígenas sin capacidad de acción, ya que a pesar del desequilibrio de poder que marcó el colonialismo, ellos formaron parte de estrategias de resistencia y negociación (Bradford, 25, 2007). La lectura de los textos desde esta mirada se vuelve entonces más compleja, puesto que requiere una concientización de los efectos del periodo colonizador. Bradford enfatiza que ‘‘no hay escape del pasado colonial’’, pero sí es posible resignificar la representación que han tenido y derribar mitos de su identidad, lo que forma parte de un proceso de descolonización.

Concretamente, en el mundo editorial y de publicación hay mucho que se puede realizar para contribuir en ese proceso descolonizador, en oposición a reforzar estereotipos y visiones racistas del indigenismo. Bradford menciona algo en relación a la industria editorial anglosajona que bien puede aplicarse al contexto lationamericano: aquellos discursos no-indígenas han sido más ampliamente publicados. Esto es altamente problemático, pues lectores que no pertenecen a comunidades indígenas están aprendiendo sobre ellas y su historia a través de representaciones y narrativas producidas por personas que tampoco lo son. Por lo tanto, apunta Bradford, las personas indígenas continúan siendo objeto de discusión y no sujetos dentro de estos relatos. En esto se arriesga además que percepciones incorrectas arraigadas en las mentes no-indígenas se sigan perpetuando. Pero frente a esto, y en diálogo con otros autores y editores, Bradford propone ciertas creencias y comportamientos que pueden dirigir la toma de decisiones a la hora de publicar textos con temáticas y personajes indígenas. Estas incluyen (1) representar de manera normalizada y respetuosa los valores de su cultura, (2) entregar capacidad de acción y protagonismo a los personajes nativos, (3) no ignorar la ocupación de los territorios, la violencia y la marginalización que caracterizó la colonización, ni mucho menos glorificarlos, (4) representar a los pueblos indígenas no como parte del pasado sino como comunidades contemporáneas que también han sufrido cambios, e (5) incorporar textos que representan la formación de identidad de niños indígenas en la actualidad. 

Todo esto ayuda a rectificar los varios textos escritos por autores no-indígenas que persisten en tratar a estas culturas como modos rígidos, sin cambios en término de pensamiento y comportamiento. Además, Bradford advierte sobre las versiones occidentales de relatos clásicos (los conocidos ‘‘mitos y/o leyendas’’) que pueden estar afectados por estereotipos, por lo que siempre se recomienda recurrir a textos provenientes de personas indígenas o aprobados y recopilados por sus comunidades.

Teniendo todo esto en cuenta, aquí considero tres ejemplos de textos (escritos y multimodales) que apuestan por una representación actual y de primera fuente de algunas comunidades indígenas latinoamericanas.

Kallfv Pewma Mew. Sueño Azul (2015), Elicura Chihuailaf. Pehuén Editores.
  • Kallfv Pewma Mew. Sueño Azul (2015), Elicura Chihuailaf. Pehuén Editores.

En este libro ilustrado, el poeta oriundo de Kechurewe (región de la Araucanía, Chile) narra su infancia con ternura y creatividad poética. En el relato se elogian los bosques, las ovejas, su familia, y esencialmente los relatos que sus mayores le compartieron alrededor del fogón. 

 

Chihuailaf cuenta cómo fue creciendo y convirtiéndose en poeta, narrando así de manera auténtica y en primera persona qué significa crecer y aprender en una comunidad  mapuche. 

El libro destaca además por proporcionar el texto en español y en mapudungun, lo que incorpora a los hablantes nativos de la lengua mapuche, convirtiéndolos en un público objetivo explícito, lo que no ocurre en otros textos, en donde el lector objetivo es el hablante del español. Las ilustraciones que acompañan el texto, a cargo de Manuel Montt, cumplen con la finalidad de mostrar algunos elementos mapuche, como el kultrún, la esencia de la machi y su vestimenta. Estas ilustraciones están además acompañadas en algunas páginas de fotografías de la infancia del autor. Este texto hace un gran trabajo transmitiendo la cualidad oral del relato. La ilustración que se encuentra más abajo, de hecho, es una clara representación de lo que este texto logra transmitir: el poeta mapuche contando su experiencia auténtica, con su propia voz a niños no-mapuche, en ambas lenguas.

  • De agua, viento y verdor. Paisajes sonoros, cantos y relatos indígenas para niños y niñas (2018)

Habíamos ya comentado este texto en el contexto de las travesías sonoras, y es que destaca por su labor recopilatoria. Este material de origen colombiano recoge relatos, canciones y costumbres de 21 etnias colombianas. En el país latinoamericano existen 102 pueblos nativos, quienes hablan alguna de las 65 lenguas amerindias que se dice hay en el país. Sin embargo, muchas de esas lenguas indígenas se encuentran en riesgo de extinción, por lo que el texto busca documentarlas y rescatarlas. Para ser precisa, este producto no es del todo un texto sino más bien una experiencia total: junto con los tres tomos físicos, están a disposición de los lectores recursos digitales que incluyen canciones, arrullos, lecturas de los relatos en la lengua nativa, sonidos ambientales o paisajes sonoros de los lugares en donde estas comunidades viven, voces de niñas y niños indígenas, imágenes actuales de los individuos, además de orientaciones para profesores y padres. Con respecto a la sonoridad, los recopiladores enfatizan la urgencia de rescatar el patrimonio sonoro y lingüístico de los pueblos indígenas. Este proyecto de difusión y recopilación estuvo a cargo del Ministerio de Cultura de Colombia y distintas instituciones de fomento lector. De agua, viento y verdor busca revitalizar las lenguas indígenas colombianas desde los espacios de la primera infancia, ‘‘ideales para transmitirlas a las nuevas generaciones’’ (De agua, 2018). Dentro de sus otros objetivos declarados se encuentran la contribución a una sociedad equitativa, dispuesta para los retos de la paz; reconocer, respetar y celebrar la diversidad desde la primera infancia; y generar ‘‘sensibilidad en las niñas y los niños, y sentar bases sólidas para establecer relaciones desde la interculturalidad y el respeto por la diferencia’’ (De agua, 2018). 

De agua, viento y verdor.

La navegación digital comienza con un mapa que va indicando los territorios en donde viven las distintas comunidades indígenas. Los lectores pueden ir seleccionándolas para adentrarse en las particularidades de cada una, pues al hacer click la página despliega todos los recursos anteriormente mencionados, acompañados de ilustraciones acordes y fotografías de los miembros de las comunidades, las cuales además cumplen una función informativa.

 

Este proyecto innovador realmente constituye una experiencia lectora inmersiva y completa, haciendo uso de distintos lenguajes y recursos para transmitir una cultura entera.

 

Esta serie infantil nace desde otro proyecto, Kuyfike Nütram, el cual inició el año 2012 junto al kimche Segundo Llamin Canulaf de la Región de la Araucanía. Este proyecto busca recopilar y difundir relatos orales mapuche, y tiene un especial enfoque hacia la infancia y la juventud. El colectivo de mujeres que conforman el proyecto creó el libro Segundo LLamin ñi kuyfike nütram o Las conversaciones de Segundo LLamin. De ese encuentro se desprenden otras acciones enfocadas a ‘‘desarrollar, diversificar y mejorar recursos didácticos existentes, produciendo nuevos materiales’’ (Proyecto Kuyfike Nütram). Así nace esta serie infantil desarrollada con técnica de títeres, la cual se centra en las distintas formas que tienen los mapuche de contar sus historias. Segundito, su abuela Paskuala, su gato (kallfü), perro (trewa) y  caballo (kawellu), son los personajes a cargo de descubrir y presentar los nütram, o las conversaciones en donde una persona mayor habla de manera profunda sobre su vida, de su historia y de su pueblo. El proyecto sobresale por su calidad recopiladora (sus conocimientos provienen de primera fuente, de un miembro de la comunidad mapuche), por su visión de actualidad del mundo mapuche (habla de ellos y de su cultura en tiempo presente, y no como comunidades que solo existieron en el pasado), por su naturaleza multimodal, haciendo un cruce entre la transmisión oral tradicional y la actual, más digitalizada; y finalmente, por hacer uso del mapudungun y no  del español. Los capítulos cuentan con subtítulos con la traducción de lo hablado, pero todo el material – diálogos, canciones, relatos – se encuentran en la lengua mapuche. El proyecto también alberga la serie Mapuciencias , la que está disponible de manera gratuita en Youtube, al igual que Kiñe Rupa.

Mapuciencias y Kiñe Rupa.

Otros proyectos multimodales

Aunque un poco más alejados de lo literario, hay dos recursos chilenos que me parecen pertinentes destacar; después de todo, lidian de igual manera con relatos. Por un lado existe el Proyecto Lengua y Cultura Indígena: Recursos Animados creados por Educadores/as Mapuche, Aymara y Rapanui(2020), financiado por el Fondo del Libro y la Lectura. Esta iniciativa nace como un apoyo a educadores tradicionales indígenas, quienes en Chile están a cargo de la asignatura de lengua y cultura de los pueblos originarios ancestrales en los establecimientos educacionales. Así, este proyecto ‘‘busca realzar y difundir la labor que cumplen (los educadores) en la revitalización de su lengua y enseñanza de su cultura originaria’’, junto con apoyar al acceso de recursos pedagógicos para la asignatura. Dentro de los recursos disponibles se encuentran relatos y testimonios orales, adivinanzas, poemas, recetas y breves recorridos audiovisuales por los distintos territorios.

Una última recomendación viene del mundo televisivo. Hace ya unos años en las pantallas chilenas ha estado al aire el programa Pichintún, el cual se ha esforzado por mostrar las vidas y realidades de distintos niños indígenas del país. Cada episodio son breves cápsulas de no más de 5 minutos en donde se da a conocer información valiosa sobre sus costumbres y formas de vida, narrados por los mismos niños pertenecientes a cada grupo indígena. A la fecha, Pichintún cuenta con relatos de niñas y niños Rapa Nui, Aymara, Huilliche, Mapuche, Pehuenche, Lickanantai y Lavkenche. También incluye voces más periféricas, entendiendo por esto a aquellas voces de los extremos del país: chilotas, magallánicas y de la Pampa. 

Los textos mencionados en este artículo los puedes encontrar en BILIJ. ¡Ven a descrubrirlos!

COMPARTE ESTE RELATO

Valentina Rivera Bravo

Valentina Rivera B., Licenciada en Letras Inglesas, Profesora de Inglés, y Máster en Children’s Literature and Literacies, es colaboradora de Fundación Palabra.

Imagen principal Pichuntún. Proyecto CNTV
Proyecto Lengua y Cultura Indígena: Recursos Animados creados por Educadores/as Mapuche, Aymara y Rapanui(2020)
De agua, viento y verdor.

COMPARTE ESTE RELATO