EL MUNDO MIRA A

CHILE

Patrimonio textil: historias de las bordadoras del Baker

Latitud 45 S 48 0 Chile

Paula Campos C.

mayo 5, 2024

Bordadoras del Baker, fotos de Marcelo Mascareño

Bordados con historia: Relatos de artefactos textiles de la cuenca del Baker es el resultado de una investigación a cargo de Catalina Camus y Francisca Vidal. En el libro nos encontramos con historias de mujeres bordadoras que, a través de sus hilos, han bordado la memoria y la historia del Cochrane.

Al sur de la Región de Aysén, en Cochrane, el amor por los hilos y las agujas se volvió tradición. Entre abuelas, madres, hermanas, hijas y vecinas han ido compartiendo saberes y técnicas de un oficio textil que se preserva con fuerza en las profundidades rurales de Cochrane.

Estas historias de vida son las que se rescatan en Bordados con historia: Relatos de artefactos textiles de la cuenca del Baker, una investigación realizada por la historiadora y periodista, Catalina Camus y la diseñadora textil Francisca Vidal.

¿Cómo partió este trabajo? Hace siete años, un grupo de mujeres de Coyhaique, liderado por Catalina Camus y Marcia Fáundez, más tarde integrado por Francisca Vidal, comenzó una investigación que, sin sospecharlo, despertó un oficio textil que parecía casi olvidado en estos rincones de la Patagonia.

Bordadora Luisa Vargas

“Primero fue el documental Bordadoras del Baker y luego la investigación Bordados con Historia: Relatos de Artefactos textiles en la cuenca del Baker, que se materializó en un libro impreso de 284 páginas, que recorren las historias de vida y oficio de 24 bordadoras. Tabaqueras de choike, billeteras de vejiga de vaca, paños de antiguos sacos harineros, pañuelos, almohadones, sábanas y aperos bordados, forman parte de este libro, un canto de amor al bordado patagón y un valioso aporte al registro de este patrimonio cultural inmaterial de Cochrane”, nos relata Catalina Camus.

En formato digital, la investigación fue publicada en 2022 gracias al Fondo Nacional del Desarrollo Cultural y de las Artes. Hoy, en formato físico, permite, por un lado, hacer una devolución a las bordadoras y, por otro, llevarlo a las bibliotecas públicas y diversos puntos de venta en el país. 

El trabajo habla de ruralidad, de identidad, de intimidad, de una labor que históricamente se ha hecho visible cuando los hombres usan sus prendas bordadas; sus páginas rescatan el otro lado de esta moneda, lo que pasa dentro de las casas y, entre cortinas, manteles, flores y algunos pájaros, nos abre una puerta al jardín interior de las bordadoras.

Proceso creativo de Eloisa Escobar

“¿Qué secretos guardan estos queridos textiles? ¿Para quiénes fueron bordados? ¿En qué rincones de la Patagonia fueron creados? ¿De dónde viene ese amor profundo por las flores? O, ¿quién les enseñó los puntos usados?, son algunas de las preguntas que nos hicimos, porque cada pieza bordada es una llave que abre casas, corazones y el mensaje que sus autoras han plasmado a través del tiempo”, agrega Catalina Camus.

Otro punto central de la investigación tiene que ver con el bordado y la técnica textil misma. Así, cada una de las piezas que componen el coro de artefactos seleccionados, contiene una ficha técnica que mirado en el conjunto nos habla del patrimonio que estas expresiones constituye: una tabaquera de cuero de choique, que fue bordada para aquel hombre con quien Carmen pasara su vida es hoy un recuerdo de su juventud; las servilletas floridas de Marisol y el amor por su mamá, o la frazada de Margarita que cuenta su amor por el Baker, hablan de esta herencia, de esta presencia que nace del conocer estas historias. 

“Fue gratificante el haber cumplido con esta promesa de devolverles esta investigación a ellas. A nivel personal, también, me conmueve haber podido poner las palabras escritas, la emotividad, las memorias de ellas, en este objeto material. El haber logrado que ese instante de sus vidas, que compartieron con nosotros, se convirtiera en esta publicación que destaca su gran trabajo”, comenta Francisca Vidal.

Esta es la primera publicación dedicada a la tradición del bordado en la Patagonia Chilena.
La investigación del proyecto fue financiada por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultura y las Artes, Convocatoria 2020; la impresión de la primera edición contó con financiamiento del Gobierno Regional de Aysén a través del FNDR 8% Cultura, mientras que el lanzamiento en Cochrane fue financiado por el Programa PAOCC del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Una iniciativa apoyada por las organizaciones Pulso Austral y Paralelo 47.

Durante abril, la publicación llegará a las bibliotecas públicas de Aysén y la Biblioteca Nacional de Chile. En mayo, la investigación estará a la venta, información que será compartida a través del Instagram @bordadorasbaker.

COMPARTE ESTE RELATO

Paula Campos C.

Periodista, diplomada en Periodismo Digital y Políticas Culturales desde el Territorio. Su trayectoria ha estado principalmente vinculada al mundo radial y al periodismo cultural. Hoy, desde Volcano, trabaja acercando contenidos del sur de Chile al resto del país.

COMPARTE ESTE RELATO